Bella panorámica del valle de Leitzaran desde esta zona de pastos comunales cuidada durante décadas por los baserritarras y su ganado. Podremos acceder a este lugar disfrutando de un agradable paseo, dejando el coche a la altura del antiguo hotel Basa-Kabi, en la carretera que une Leitza con Santesteban.